En este nuevo número quiero que os adentréis conmigo en la ciudad gallega de La Coruña, apodada la Ciudad de los Cristales, aunque también es conocida como El Balcón del Atlántico o La Ciudad donde nadie es forastero.

El nombre de la Ciudad de Cristal se la debe a las galerías de La Marina, que conforman uno de los mayores conjuntos acristalados del mundo. Pero, por qué esas galerías de cristal.

La Marina

En un primer momento esas viviendas estaban ocupadas por pescadores, y la parte delantera daba a la Plaza de María Pita. Era la parte de atrás las que daban al mar y para aislar la casa del frío y, sobre todo, de la lluvia, colocaron esas cristaleras para dejar entrar la luz del sol.

Quizás el monumento más emblemático de la localidad coruñesa es la Torre de Hércules. Como ya os conté en anteriores números que tiene una doble función. Es una Torre y además un faro.

La Torre de Hércules tiene 55 metros de altura, 35 de ellos de construcción romana y data del siglo I. Para visitarla puedes aparcar el coche prácticamente a los pies de la Torre, donde hay un aparcamiento público, totalmente gratuito, donde con paciencia puedes encontrar sitio.

A la salida de ese aparcamiento se encuentra el lugar donde comprar las entradas para subir a la Torre,que os recomiendo totalmente. Sin lugar a dudas son las mejores vistas de la ciudad, y por solo tres euros te llevarás una gran experiencia.

La Torre de Hércules se encuentra en el parque escultórico que tiene el mismo nombre que la torre. Si por algún casual, al comprar la entrada tenéis tiempo para visitarlo, no dudéis en pasear por sus caminos y disfrutar de diferentes esculturas que se encuentran en él.

Dentro de la Ciudad Vieja, la parte antigua de la ciudad, se encuentra uno de los monumentos más emblemático y más impactante es la Colegiata de Santa María, una iglesia de estilo románico que se comenzó a construir en el siglo XII, aunque se terminó en el XIII.

Esta Colegiata posee tres naves y un ábside semicircular. Además en su cabecera se encuentra una torre cuadrada en la que se conservan varias estatuas de gran valor, como la de María Magdalena policromada.

Erguido de forma imponente se encuentra el Obelisco, ubicado en Los Cantones. Esta edificación del siglo XVIV la levantó el Ayuntamiento de A Coruña en honor de Aureliano Linares Rivas, que fue diputado, senador y ministro.

Otro de los puntos más emblemáticos de esta localidad gallega es la Plaza de María Pita, que da nombre al palacio municipal, que es el edificio más famoso. A pesar de eso también destaca el Quiosco Alfonso, dedicado al rey Alfonso XIII, la segunda Terraza, actual sede de RTVE.

Vista desde la Torre de Hércules

Esta plaza está siempre llena de vida y es el centro neurálgico de la ciudad. En ella se llevan a cabo numeroso tipo de actos, como conciertos y representaciones.

Situada en la Ensenada del Orzán se encuentra una de las playas más famosas de España. Se trata de la Playa de Riazor, muy concurrida en verano, que dispone de todo tipo de infraestructuras para el disfrute de los ciudadanos y turistas.

Saliendo de las Ciudad Vieja, otro de los puntos de intereses de esta localidad son los restos de la muralla defensiva. Además se conservan tres puertas que abrían la ciudad al mar, en el paseo del Parrote.

Antes de terminar mi explicación de La Coruña os quiero contar una anécdota muy curiosa de la ciudad. Se trata de la primera boda lesbiana en España.

Ocurrió en 1901, precisamente en La Coruña. Fue más concretamente en la iglesia de San Jorge. Como podéis comprender en aquella época este tipo de matrimonio estaba prohibido pero Marcela y Elisa, dos maestras gallegas, supieron engañar a todo el mundo para sellar su amor ante los ojos de Dios.

¿Cómo lo hicieron? Era el 8 de junio de 1901 cuando Elisa se hizo pasar por un hombre y logró casarse con Marcela en la iglesia de San Jorge. Sin embargo el engaño les duró poco y ambas fueron perseguidas.

La historia cuenta que ambas huyeron a Oporto y allí pudieron vivir felices los años restantes.

La Coruña guarda un sinfín de rincones dignos de admirar y una historia que la convierten en un ciudad mágica donde sus habitantes y los visitantes coinciden en describirla como una ciudad inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.