Hoy os traemos una entrevista muy especial, tan especial como la firma que han creado, Olga y Paula,  Mi Canesu es una firma “mágica” un estilo de vida como ellas mismas la definen.

La entrevista fue con nuestra paisana Olga, pasó de vender la ropa que a sus hijas se les quedaba pequeña en facebook a ser la fundadora de una de las marcas bonitas y especiales que podemos encontrar en el mercado, lanzaron su primera colección en 2014 y en cuestion de 3 días tuvieron que cerrar la página con cientos de pedidos, totalmente desbordadas y demorando los tiempos de espera de las clientas para recibir la mercancía, provocando que lejos de tener clientas descontentas obtuvieron clientas fieles con ganas de más, esperando con ansias la próxima colección y hasta el dia de hoy, campaña tras campaña culminan con éxito mejorando sus expectativas.Todavía se me ponen los pelos de punta recordando como me contaba estos duros y bonitos comienzos (literal, al llegar a casa se lo conté a mi marido y estaba super emocionada).

Olga es una mujer emprendedora, decidida, fuerte y nada ni nadie la ha parado hasta conseguir su sueño, conforme fue avanzando la entrevista me fue impregnando con la pasión y esfuerzo que le ponen para que su firma sea Mágica, os aseguro que os va a encantar y vais a ir corriendo a ver su web y os aseguro que sus colecciones os van a enamorar.

Es mamá de dos niñas, Vega de 7 años y Blanca de 6 años, compagina “como buenamente se puede” la maternidad con el trabajo que desempeña desde su casa y con los numerosos viajes que realiza por motivos laborales.

¿Cómo te cambió la vida la llegada de tus hijas?

De 0 a 100, soy de Caceres pero conoci a mi marido y me vine a vivir a Badajoz coincidí con él trabajando durante cuatro meses pero me valió para que me cambiara la vida en primera instancia, lo deje todo y en dos años nos casamos y al poco me quede embarazada, aquello fue una ilusión para mí yo siempre había querido ser madre, estaba ilusionada con que fueran niñas y tuve esa suerte, aunque suerte es que sean niñas o niños sanos, me ha encantado jugar a las muñecas con ellas.Fue duro criarlas a las dos desde tan pequeñitas estando yo sola, ya que mis padres viven en Cáceres, cuando nació Vega estaba bien pero cuando nació la Blanca la mayor todavía era muy pequeña y yo empezaba con la firma Mi canesú así que tuve que pedir ayuda a mi madre que es una santa y se vino a vivir con nosotras a Badajoz durante dos años, me ayudaba a cuidar de ellas y así pude solventar la situación.

¿Cómo surgió la firma ?

Surgió de casualidad, nada preestablecido, nada que tenga que ver con mi profesión ya que yo soy veterinaria.

En 2013 yo tenía a Vega con 14 meses y estaba la primera en la lista de espera del SES para trabajar pero fui viendo cómo pasaba el tiempo y no me llamaban así que con 32 años una niña y a punto de nacer mi segunda hija no tenía tiempo de volver a ponerme a estudiar.

La idea de la tienda online surgió un 16 de diciembre de 2013, he de decir que Paula y yo no nos conocíamos fisicamente y nos vimos por primera vez cuando tuvimos que ir a firmar al banco por primera vez al abrir Mi canesú y estoy encantada con ella, nos llevamos genial ella es más joven con lo cual tiene el furor y la espontaneidad y yo la calma y todo ello sumado a que tenemos prácticamente el mismo gusto para todo, el hecho de estar separadas y hablar constantemente por teléfono hace que también tengamos menos choques y todo fluya mucho mejor.

Tenemos una media de 50 tiendas físicas principalmente en España.

¿Cuanto tiempo lleváis en internet?

Mi canesú nació en 2014 con la primera colección y llevamos 6 años .

¿Que diferencia vuestra marca de la competencia?

Hemos creado desde mi humilde punto de vista un estilo de vida, es diferente, no es vender en una tienda para despachar a la gente que viene a comprar, ha sido crear una marca con todo lo que una marca en sí conlleva, cualquiera que nos siga en IG se da cuenta de que no somos una marca al uso, interactuamos mucho con la clienta, con nuestras seguidoras, que son tratadas como amigas en la distancia y todo eso hace que de alguna manera la clienta se sienta especial y hacemos especiales a sus hijos. Cuando compras en MI canesú te envuelve un aura especial, creamos expectación ante el lanzamiento de las nuevas colecciones, un mes antes comenzamos a enseñar algo creando una historia, la gente se empapa de esa historia y quieren saber más, muchas clientas nos dicen que creamos magia y se emocionan todas. Cuidamos mucho todas las partes que componen mi Canesú haciéndonos especiales.

¿Con qué obstáculos te has encontrado a la hora de poner en marcha el negocio?

Cuando empezamos sin pensarlo ni planearlo organizabamos toda la colección en cuestión de dos meses y medio o tres, lo que viene a ser catalogo de fotos, proveedores,shootings, etc…

Al principio trabajamos en pronto moda, ya que por plazos no teniamos otra opcion, ahora lo que intentamos es ir alargando los plazos entre campañas y con respecto a los proveedores intentamos que tengan previsión de todo lo que necesitamos ya que si no es así enlentece todo el proceso, el no poder gestionarlo todo en primera mano y tener que depender de un tercero hace que todo sea mucho más arduo.

Estamos muy encima de los talleres para cuidar la calidad de la prenda, si alguna da problemas luchamos y ponemos mucho empeño en elegir el tejido que mejor se adapte a nuestras prendas y más le favorezca.También otro inconveniente es el tema de la comunicación, el hecho de vivir en Extremadura hace que las comunicaciones sean complicadas.

Una frase que defina a Mi canesú

Mi canesú es magia , por como hacemos todo y la ilusión que le ponemos, por lo que conseguimos en la clienta, en el espectador, es meterte en el mundo ajeno, no es una marca es un modo de vida.

y por último nos gustaría que nos dieras un consejo para #lasmamasdebadajoztecuentan

En base a mi propia experiencia, los primeros años de vida de nuestro título de madre en la medida de lo posible los volcaría casi en su totalidad a nuestros hijos, los dos o tres primeros años. Hay muchas mamás que trabajan por cuenta ajena y si la empresa lo permite intentaría hacer reducción de jornada , porque parece una paradoja pero los años pasa muy rápido, dentro de las posibilidades de cada una intentar volcarse en la crianza de los bebés que dependen tanto de nosotros , ya que realmente no existe la conciliación familiar y si la empresa te permite una reducción de jornada te hará sentir más plena ,hay casos en los que no es posible pero por lo general muchas veces somos muy exigentes y tenemos el nivel de vida muy alto pero hay que poner en la balanza ya que son dos o tres años fundamentales para nosotras como madres y para ellos como recién nacido , mi consejo desde mi más humilde opinion es volcarse en la crianza de nuestros hijos que nos necesitas muchísimo y eso va a hacer que nos sintamos más realizadas ayudando a reducir la ansiedad que luego eso se transmite y teniendo niños más felices.

Muchas gracias Olga

 

Muchas gracias a vosotros que estáis al otro lado de la pantallita !!

 

Si tienes algo que contar de tu experiencia  en esta aventura de la maternidad contacta conmigo en @emed.liife o emed.liife@gamil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.