TENIS DE MESA

Entre todos las modalidades que existen, el tenis de mesa es uno de los deportes con balón más rápidos que hay.
En éste, la pelota puede alcanzar velocidades vertiginosas y con cambios bruscos de trayectoria. Un deporte caracterizado por disputarse en un espacio reducido y con mucho dominio por parte de la población asiática.
En esta entrega de Orizonte conoceremos más acerca de este deporte conocido como tenis de mesa o ping pong.

TENIS DE MESA

El tenis de mesa es un deporte de raqueta que se practica sobre un tablero o mesa, con una red en la zona central del mismo.
Además de la mesa, necesitamos una pala o raqueta y pelotas, las protagonistas del juego.
Este deporte se juega en partidos individuales o dobles, formados por una pareja de jugadores. Para ganar el partido, el jugador o jugadores tienen que conseguir imponerse al mejor de un número impar total de sets. Cada set lo componen juegos donde vence el que primero llega a 11 puntos, exceptuando cuando la diferencia es menor a 2 puntos. En ese caso, el set no finaliza hasta que uno consiga imponerse por una diferencia de 2 al rival.
Normalmente, el saque se va alternando entre jugadores por cada dos puntos. Este saque, en la modalidad por parejas, debe realizarse en diagonal, siendo el jugador receptor el que procederá al saque en el cambio.
Para darle más rapidez al juego, en el tenis de mesa existe una norma denominada regla de aceleración. Esta norma se aplica salvo que se hayan anotado ya 18 tantos o más y, si un juego no ha terminado tras 10 minutos de duración. También puede entrar en vigor esta norma tras petición de todos los participantes en el encuentro. A partir de ese momento, cada jugador servirá un punto por turno hasta el final del juego, y si el jugador o pareja receptora hace 13 devoluciones correctas en una jugada, se anotará el tanto. Una vez que la regla haya entrado en vigor, se mantiene hasta el final del partido.

HISTORIA

Para conocer los origenes del tenis de mesa tenemos que remontarnos a finales del siglo XIX.
A pesar del dominio asiático en este deporte, el lugar donde surge el tenis de mesa es en Inglaterra, cuna de muchos otros deportes.
Se cree que el origen reside en una variante del tenis que jugadores crearon para así poder practicarlo a pesar de las inclemencias metereológicas.
El lugar para jugar sería en una mesa de billar y para delimitarla usarían libros en lugar de las actuales redes. En cuanto a las palas, usaban tapas de cajas de puros y las pelotas eran bolas de juegos infantiles o algunos corchos adaptados para el juego.
Esta creencia esta basada en la versión de los historiadores del tenis de mesa Gerald Gurney y Rib Crayden.
Existe otra versión, basada en un juego llamado Gossima ideado por John Jaques en 1891. Este juego no tuvo aceptación hasta que ese mismo año, Charles Barter registra una patente del juego, pero con pelotas de corcho. A esto se le sumaría el atleta James Gibbs, quien introdujo en el juego unas pelotas de celuloide y unas raquetas con un mango de unos 45 centímetros.
Tras esta moficiación, el juego se hace muy popular y deciden ponerle el nombre de Ping Pong. Este nombre responde a los sonidos que realizaba la pelota al golpear en las palas, ping, y al hacerlo en la mesa, pong.
Ya en 1901, tienen lugar los torneos de ping-pong en Inglaterra. Estos torneos tuvieron amplia participación, con hasta 300 jugadores, y suculentos premios en metálico. Este mismo año se constituye la Asociación de Ping Pong, con unos 500 jugadores pertenecientes a 39 clubes diferentes repartidos por todo el país.

En esta etapa inicial, el saque se hacia igual que en tenis, por encima de la red. Una red cuya altura oscilaba entre los 17 y 17,5 cms. Como curiosidad, a los partidos de dobles se les llamaba «juego a cuatro manos».
La popularización de este deporte creció exponencialmente en 1902 gracias a la publicación de la revista The Table Tennis and Pastimes Pioneer, la primera dedicada exclusivamente al tenis de mesa.
A principios de los años 20, este deporte era conocido en gran parte de Europa, así como en países como la India, siguiendo una regulación y con importantes torneos asiduamente.
En el año 1926 se funda la Asociación Inglesa de Tenis de Mesa y propone nuevas reglas y estatutos. Ivor Montagu, presidente, y Bill Pope, secretario, organizan el I Campeonato del Mundo en Londres. Este torneo tuvo gran éxito y surgió la necesidad de formar una Federación Internacional de Tenis de Mesa.
En el Campeonato participaron Hungría, Austria, Inglaterra, India, País de Gales, Checoslovaquia y Alemania. La participación femenina fue muy baja, pues se redujo a 14 jugadoras: 11 inglesas, 2 austriacas y 1 húngara. Estos primeros Campeonatos vieron el triunfo total de los representantes de Hungría, los cuales se alzaron con todos los títulos.
El dominio era de Europa del Este, principalmente de Checoslovaquía y Hungría. Hasta 1952, año en el que llega la incorporación de los países asiáticos al primer nivel del tenis de mesa. Japón dominó en 1952 y 1957.
La supremacía de China llegaría después, logrando estar en las altas posiciones desde 1960 hasta la actualidad.
Destacar a Suecia, rompedora del dominio chino en 1989, 1991, 1993 y 2000 gracias a jugadores como Jan-Ove Waldner.

LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Sin embargo, el momento más importante de la historia del tenis de mesa, sucede en 1988.
Aunque la propuestas para incluir al tenis de mesa como deporte olímpico se inician en 1931, no fue hasta 1977 cuando el Comité Olímpico Internacional lo reconoce como deporte olímpico. Y no sería hasta septiembre de 1981, cuando se acuerda incluirlo en el programa de la Olimpiada.
No obstante, en Los Ángeles´84 no fue posible el debut debido a que no estaba incluido en el programa. Por este motivo, en esa fecha el tenis de mesa solo pudo ser deporte de exhibición.
El debut en unos JJOO llegaría en Seúl´88, fecha clave para el tenis de mesa y su papel en el mundo del deporte a nivel internacional.
En estos Juegos Olímpicos, las preseas fueron mayoritariamente para deportistas asiaticos. Corea del Sur se impuso el oro tanto en individual masculino como dobles femenino, mientras que China logró las de individual femenino y dobles masculino.
Destacar también a Yugoslavia y Suecia, que se llevaron plata y bronce respectivamente.

¿PING PONG O TENIS DE MESA?

Seguro que siempre has llamado a este deporte ping pong y te suena hasta raro el nombre de tenis de mesa.
Pues esto tiene una explicación lógica. La denominación tenis de mesa se emplea unicamente cuando este deporte se práctica de manera profesional.
Mientras que se le llama ping pong cuando la práctica es recreativa o a un nivel menor.
De este modo, no está mal dicho ninguna de las acepciones de este deporte, aunque cada una de ellas se refiere a una modalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.