PAOLA SILVA

¿ES REALMENTE IMPORTANTE EL NÚMERO DE SEGUIDORES?

Una pregunta muy “trillada”, pero la respuesta es muy simple: NO.
A menudo pasa que escuchamos frases tipo “quiero llegar a X seguidores en Instagram”, “tengo que conseguir X me gustas en Facebook para dar a conocer mejor mi negocio” …
Y realmente, el número de seguidores no hace que tengas más clientes en tu negocio, ni que seas mejor empresa por ello o tengas mejor estrategia en redes sociales.
El número de seguidores, igual que el número de likes, es una métrica vanidosa, es decir, una forma de querer aumentar nuestro ego en redes sociales. No es tan relevante como parece.

¿QUIERE DECIR ESTO QUE EL NÚMERO DE SEGUIDORES DA IGUAL?

No, para nada, simplemente no es lo más importante ni por asomo, pero el número de seguidores puede ayudarnos en cuanto a imagen fiable y el alcance de nuestras publicaciones en redes sociales.
Un número mayor de seguidores puede diferenciarnos de la competencia o generar fiabilidad en los usuarios que nos encuentren.
Sin embargo, cantidad no es igual a calidad. Tener 10 mil seguidores no quiere decir que todos sean reales e interesados realmente en tu marca. Es preferible tener 1.000 seguidores comprometidos con tus publicaciones e interesados en lo que allí ven, que miles y miles que parecen muertos porque no hacen nada por interesarse en tu marca.

ENTONCES, ¿EN QUÉ DEBES FIJARTE COMO MÍNIMO DE QUE LO ESTÁS HACIENDO BIEN CON TUS REDES SOCIALES?

Es mucho más fiable fijarte en una métrica que los marketers llamamos “engagement” o, traducido, “interacción”.
El engagement es una métrica compuesta por diversas variables que cuantifican el comportamiento de tu audiencia tomando en consideración las interacciones con tus publicaciones (likes, comentarios, compartidos…) y tu marca en medios sociales.
¿Por qué la interacción es más importante?
Piensa que las redes sociales fueron creadas para que las personas “INTERACTUARAN” entre sí y a las propias redes sociales les gusta favorecer a los perfiles que generan más interacción.

Imagínate que las redes sociales son un instituto de película americana y tu perfil en Instagram es el típico chico tímido o chica tímida que no se relaciona con nadie, pero de repente hace algo extraordinario como resultar ser una bailarina de escándalo, ¿qué pasa con esos personajes? Que cuando deciden interactuar con su alrededor y hacen algo diferente se hacen populares y todo el mundo quiere hablar con ellos, ser sus amigos, etc. Pues con las redes sociales igual.

A continuación, te dejo tres preguntas que te puedes plantear antes de publicar un contenido para saber si es un contenido propenso a generar esa amada interacción:
1) ¿Estoy meramente informando o también incito a las personas para que me den su opinión sobre lo que estoy haciendo?
2) ¿Compartiría esto en mi perfil si fuera mi propio cliente? ¿Lo que estoy publicando es novedoso, relevante o atractivo para mi audiencia? Si tus publicaciones no cumplen con alguna de estas características, difícilmente podrás lograr que se compartan.
3) ¿Estoy pidiendo explícitamente la opinión, el retuit o el que me compartan, o realmente nunca lo hago?
Estar presente en redes sociales es “relativamente fácil”, lo realmente complicado es conseguir que tu audiencia se convierta en fan de tu marca y, créeme, eso no lo hace el número de seguidores solamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.