¿Quién eres y a qué te dedicabas antes?

Mi nombre es Marta Minino, tengo 25 años y desde 2018 soy maquilladora profesional freelance en la provincia de Badajoz. Antes de toda esta aventura del mundo autónomo, me dedicaba a realizar retratos y diversas obras de arte (desde los 16 años hasta la actualidad), terminar mi carrera de Biología y, como curiosidad, también trabajé de monitora de transporte es colar.

Digamos que siempre he tenido motor para hacer un poco de todo y explotar las habilidades que puedo desarrollar, pero finalmente decidí apostar por aquello que siempre me gustó, formarme y tirarme a la piscina buscando vivir de mi pasión.

¿Qué proyecto has lanzado y en qué situación se encuentra?

Mi empresa es Marta Minino Makeup y mis servicios como profesional son maquillaje para bodas y eventos, cursos de automaquillaje y monográficos para profesionales y el servicio de diseño de cejas.

Debido a que son servicios bastantes comunes, me esfuerzo en darle un valor extra a cada trabajo que hago, darle el toque humano y empático. Tengo una manera muy personal y positiva de ver el maquillaje: desde el amor propio y las ganas de expresar tu personalidad a través de los colores o la técnica, nada de querer “tapar” lo que somos, sino abrazarlo y potenciarlo.

También tengo otros proyectos en marcha: como un voluntariado de maquillaje solidario en una residencia de ancianos de mi localidad, dónde una vez al mes y de manera gratuita vamos toda una tarde para poner más guapas a las ancianas y futuros proyectos solidarios dónde el maquillaje también será acompañante.
Ahora mismo considero que mi status como profesional es “en crecimiento”, aunque creo que siempre consideraré que está así. He conseguido hacerme un hueco en un mundillo dónde hay bastante oferta a base de mucho trabajo en mi marca y gracias a aprender estrategias de marketing que me guían hacia mis objetivos.

¿Qué dificultades encontraste en los inicios?

La mayor dificultad siempre es no saber qué hacer. Sabes lo que quieres, pero no cómo llegar a ello, todavía no sabía cómo crear un plan de contenidos, un plan de acción, cómo desarrollar una estrategia de marketing… Y ni hablemos del tema financiero. Aún así se podría decir que empecé “fuerte”, porque nunca me ha faltado trabajo, he tenido “suerte”.

¿Qué estrategias de marketing has utilizado y cuáles te han dado mejores resultados?

La mejor estrategia de marketing, en mi opinión, es saber explotar tus habilidades y valores de cara al mundo digital. Hoy día tenemos plataformas digitales gratuitas dónde podemos expresar nuestros valores de marca, enseñar nuestro trabajo y promover engagement. Pero claro, si tú puedes, significa que todo el mundo también, por eso es tan importante buscar estrategias que te ayuden a diferenciarte.

En mi caso, me he centrado en crear una imagen de marca con la que se me identifique (colores, imágenes, estilo), aprender muchísimo sobre SEO para posicionar de manera orgánica mi web, mejorar mucho mis conocimientos sobre fotografía porque, al fin y al cabo, el maquillaje es totalmente visual, y organizar la agenda mes a mes, conociendo el trabajo que prevalece en función de la temporada, para saber qué anunciar y en qué momento.

Hoy día me podéis encontrar en Instagram, Facebook, YouTube, portales de bodas y mi página web… Pero se me encuentra más activa en Instagram y Facebook, ya que son mis principales fuentes de clientes.

En estas dos redes sociales enseño mis servicios, los futuros servicios y aviso sobre las plazas/días disponibles.

Instagram me sirve de escaparate, en el feed principal para crear una imagen profesional y en stories para ir actualizando las fechas disponibles de mis cursos, las novedades (como servicios nuevos) y enseñar el lado un poco más personal del negocio, lo cual ayuda a que la gente conecte contigo. En definitiva, en stories voy recordando a la gente los servicios que tengo en activo, día a día, organizando información más importante en los “destacados” con una estética bonita.

En Facebook atraigo clientes utilizando sus promociones de Facebook Ads, me parecen muy útiles ya que puedes segmentar de manera muy precisa el público específico al que quieres llegar (sexo, edad, localización…), lo que se traduce como clientes potenciales. Y realmente me funciona, siempre que sacó fechas nuevas para mis cursos lo promociono a través de esa publicidad.

También estoy en vías de crear más contenido para mí canal de YouTube, vídeos dónde se observa mi técnica y los resultados que da. Estos vídeos creo que me ayudan a atraer tanto a posibles clientas para maquillaje como para realizar cursos, porque lo interesante de verme trabajar paso a paso es que pueden querer verlo en persona. Es contenido gratuito que crea interés en tu trabajo, resumiendo.

¿Si comenzases hoy desde cero con el negocio qué cambiarías?

Creo que no cambiaría nada, los principios nunca pueden ser perfectos y lo bonito del camino es ir puliendo y aprendiendo, te vas conociendo a ti mismo y lo que significa tener un negocio. Quizás cambiaría aquello en lo que invertí sin necesidad pensando que tenía que tener y saber de todo, pero nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.