Al igual que las direcciones físicas, el dominio de una página web define dónde podrán encontrarla. Para algunos puede ser algo irrelevante pero no hay duda de que es otro factor más que puede dar un empujón a nuestro proyecto o lastrarlo en determinadas ocasiones.

Funcionamiento de los dominios en internet

Para no ponernos demasiado técnicos hablaremos desde el punto de vista del usuario que compra un dominio. Para empezar la palabra “compra” está mal usada… En cuestión de dominios hablaríamos de alquiler, ya que solamente puedes adquirir un dominio por años completos y cada año debes renovarlo. El propietario de un dominio es algo público que se puede averiguar utilizando páginas de Whois como https://whois.domaintools.com/. Sin embargo, para ciertas extensiones (.com, .info…) se puede ocultar el dueño del dominio y sus datos. A esto se le llama obfuscación. En estos casos se pone un intermediario que suele ser la empresa de hosting para que no salgan directamente sus dueños. De cualquier manera se puede contactar con el dueño de un dominio mediante un email de contacto.

Los dominios «.es» son un caso especial, así como todos los de dos letras que pertenecen a zonas geográficas concretas. Estos dominios, si bien funcionan igual para crear páginas y posicionarse en todos los territorios, fuero creados para enfocarse en un país concreto. El caso del dominio español requiere que la web tenga alguna relación con España para poder registrar el dominio. También la gestión de transferencias de dominios e información de Whois funcionan a parte. Todo se realiza desde la plataforma https://www.dominios.es/

Cómo comprar dominios y mejores precios

Si quieres ahorrarte unos euros al año estás en el lugar adecuado. La compra de dominios se realiza a través de agentes registradores de dominios. Estas empresas hacen de intermediarios y nos ofrecen todas el mismo servicio a distintos precios. Es verdad que no existen grandes diferencias de precio pero algunos hosting pueden vender dominios a 8 euros y otros a 14 cuando lo que tu recibes es exactamente lo mismo.

El único valor añadido que podemos tener en cuenta es la confianza en dicha empresa y el sistema de notificaciones de renovación o expiración. Cómo indicamos antes el dominio será de tu propiedad durante un año tras pagarlo, pero si no lo renuevas pasará por un proceso hasta quedar libre de nuevo para que cualquiera lo compre. Un dominio es un valor muy importante ya que suele ser nuestra marca, se le asocia toda nuestra historia como página web y el posicionamiento va asociado a él. Perderlo, para muchas empresas, puede ser catastrófico así que te damos 3 consejos para elegir bien:

  • Compra el dominio en la empresa dónde tienes alojado el dominio. Es mucho más sencillo renovar dominio y alojamiento a la vez y todo será más fluido.
  • Elige una empresa que te dé confianza. Huye de las empresas pequeñas y sin garantías. Pagar 3 o 4 euros más al mes por tener un servicio seguro, con soporte y copias de seguridad merece la pena.
  • Asegúrate de que se te notifica SIEMPRE sobre la caducidad de dominios y que tienes un email que ves frecuentemente. Nunca dejes pasar estos emails porque una vez perdido el dominio será muy complicado (o caro) recuperarlo. Hay empresas dónde puedes configurar renovación automática que podría darte más seguridad.

Comprar dominios ya ocupados o recuperar tu dominio

Aquí entramos en la parte oscura del mundo de los dominios dónde existe piratería, especulación y transacciones muy importantes de dinero. Los dominios tienen un precio entorno a 10€, aunque últimamente están saliendo algunos dominios especiales bastante más caros. Pues bien, si una persona ha comprado un dominio puede pedir por él el precio que considere oportuno. Nos encontramos con un problema de oferta, demanda y especulación:

  • Hay personas que compran dominios con nombres interesantes para después revenderlos.
  • Se han desarrollado herramientas (sobre todo en China y Rusia) que permiten rastrear los dominios recién caducados para registrarlos y usarlos, ya sea con la finalidad de montar una web o para revenderlos a las empresas que los perdieron.
  • El dominio ha estado históricamente muy asociado al posicionamiento. Los dominios llamados EMD (exact match domain) eran una muy buena opción para posicionarse y se pagaban sumas de dinero astronómicas por los nombres más interesantes. Es famosa la venta del dominio «insurance.com» por el que se pagó 35 millones de dólares.

La situación si queremos comprar un dominio ocupado o recuperarlo es la misma, debemos contactar con el dueño y negociar con él. Para acceder a sus datos podemos usar las herramientas que indicamos de Whois para dominios internacionales o nacionales. De esta forma conseguiremos su email o un formulario para escribirle. Aquí empieza la negociación, si es que quiere vendértelo. Y no todo termina aquí. Si no quieres que te engañen deja que profesionales se encarguen de este proceso porque tiene su complicación.

Tras acordar un precio por el dominio hay que transferirlo… ¿Pero quién da el primer paso? En muchas ocasiones ha pagado el cliente por el dominio y luego no ha recibido lo suyo. O se puede dar el caso contrario. Esta problemática la conocen bien las empresas registradoras y hay servicios que hacen de intermediarios (busca uno acreditado en la ICANN).

Si de cualquier forma quieres hacerlo tú mismo y ahorrarte la comisión del servicio de intermediario te damos algunos consejos:

  • Fíjate bien cuánto valen los dominios similares al tuyo antes de hacer una oferta ridícula (y se vea que no entiendes) o de perder dinero. Un dominio recuperado tiene más valor ya que tiene un posicionamiento asociado. Cuantos más enlaces y tiempo de vida tenga más caro será.
  • Utiliza un método de pago que permita pedir una devolución si no se cumple lo acordado, tipo Paypal.
  • Asegúrate de que el dominio está a tu nombre y se realiza el proceso correctamente. Un dominio internacional se transfiere con un AUTHCODE y uno «.ES» se transfiere a través de la plataforma de dominios española mediante una petición… cada caso es diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.