Cuando un negocio o página web ha tomado la decisión de crear un blog, ya es un gran paso. Ya hablamos anteriormente de las ventajas de tener un blog y cómo generar ingresos con él. Es el momento de trabajar el SEO de dicho blog.

Buscar nuestro público objetivo

Si lo hemos hecho bien ya habremos definido con anterioridad nuestro público objetivo. Es algo que todo negocio debe tener muy claro. En caso contrario deberemos pararnos y pensar a quién va dirigido nuestro servicio.

No es algo trivial. Nuestro cliente tipo puede cambiar con el paso del tiempo, ya que las modas pasan. Debemos replantearnos cada cierto tiempo si estamos enfocando nuestras publicaciones al público que más nos interesa (nos trae más conversiones).

Ideas sobre las que escribir

Una vez lo tenemos claro debemos averiguar sus aficiones. Si tenemos una tienda de zapatillas no podemos restringir nuestros artículos a zapatillas. El abanico de temas es mucho más amplio. ¿Por qué no un blog sobre deportes? ¿O artículos sobre la salud de nuestros pies? ¿O artículos sobre vida sana y nutrición? La gente que compra zapatillas suele estar interesada en estos temas.

Enfocar un artículo para redes sociales

Cuando queremos que nuestros post triunfen en redes sociales debemos tener en cuenta algunos factores:

  • La temática debería ser algo que esté de moda.
  • El título se enfocará a crear expectación y sea llamativo. En marketing lo llamamos «clickbait». Esto es todo un arte y se consigue siendo disruptivo, generando emociones o creando intriga. Algunos ejemplos: «Por qué no debes echarte crema en la piscina», «7 razones por las que la playa es buena para tu salud», «El veganismo está matando a mucha gente».
  • La imagen principal debe ir en consonancia con el título. La mayoría de personas se paran a leer algo después de ver su imagen.
  • La descripción del artículo que se muestra en redes sociales también es necesario cuidarla. Piensa que mucha gente ni si quiera entrará a ver el artículo y lo compartirá sin más.
  • Prepara bien visibles los botones de compartir el artículo dentro de tu blog. Si se viraliza tendrás mucho ganado.

El tema de los toros está muy caliente últimamente con la sensibilidad al maltrato animal. También muchas personas que apoyan el mundo del toro se esfuerzan por compartir los artículos para contrarrestar este ataque. En Extremadura la sociedad está dividida ya que es una comunidad con mucha tradición de ganaderías.

El machismo en la lengua está en boca de todos. Las noticias relacionadas con el feminismo generan pasión y odio en las personas.

Enfocar un artículo para posicionarse en Google

Un artículo que trae tráfico orgánico (desde buscadores) suele tener mejor conversión que uno de redes sociales. En las redes sociales muchos entran por el morbo, leen 2 líneas y se van. Si una persona ha entrado desde Google te aseguras que está buscando algo relacionado con tu producto.

Por contra el posicionamiento de artículos en Google es mucho más lento y complicado que conseguir un post viral. Primero deberemos tener una web con cierta autoridad y luego trabajar bien los textos y estructuras para tener éxito.

La estructura básica de un artículo es la que nos presenta Lowpost en su infografía. Este diseño de un artículo no es por capricho. Las personas entienden mejor las estructuras conocidas (más usadas) y por esto Google la toma como buena para posicionar mejor.

Comenzamos con un título en el que meteremos nuestra palabra clave principal, y si hiciera falta lo adornamos con otras palabras. La etiqueta H1 se considera el texto más importante de una web. Solo debe haber uno. En HTML se indica con <h1></h1> y en WordPress tendrás que introducirlo en el cuadro de texto superior del editor. En la mayoría de ocasiones el tema de WordPress utiliza esto como H1. Si no lo hiciera tendrás que ponerlo en el editor como TÍTULO1.

En la introducción también es recomendable nombrar la keyword pero intenta evitar que quede repetitivo. La experiencia de usuario Google la mide y puede perjudicarte.

La imagen principal debe ser del tema que trata el artículo. Una imagen única. Si copias la imagen de otra web perderás puntos. Una forma sencilla de hacer única una imagen es modificarla levemente con programas de edición tipo Photoshop, añadiendo textos, cambiando colores, contrastes, rotación… También puedes dar un empujón de posicionamiento añadiendo una descripción de la foto como ALT.

Los TÍTULOS2 deben tratar sobre temas relacionados con la palabra clave principal. Puedes utilizar variaciones de la misma para no saturar el texto. Esto funcionaba muy bien hace unos años (keyword stuffing) pero hoy en día penaliza repetir en exceso las keyword objetivo. Lo mismo ocurre con las negritas o el subrayado. Es mejor no abusar del keyword stuffing, y técnicas parecidas al keyword stuffing habiendo alternativas mejores al keyword stuffing… ¿Se entiende 😉 ?

Por último siempre es recomendable dar una conclusión y/o opinión personal. Es un buen sitio para escribir de forma menos formal y hacer sentir que hay una persona detrás. Además ayudará a que la gente haga click en la LLAMADA A LA ACCIÓN. Este punto es importante. Debemos poner ahí el objetivo de nuestro post, ya sea «compartir en redes sociales», «visitar una tienda», «contactar» o «suscribirse a una newsletter.

En este ejemplo el conocido bloguero y SEO Dean Romero nos muestra cómo termina el artículo con una conclusión informal y un enlace a uno de sus servicios. En su web utiliza una técnica más agresiva y añade también una llamada a la acción arriba del todo de su web. Esto le da más visibilidad aunque puede resultar molesto para algunos visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.