Copio una frase de un desconocido el cual define la maternidad de una forma para mí muy acertada:

 

“la vida con niños pequeños: los días son largos, pero los años cortos”

 

Con Baby Ángela el primer año fue muy intenso, fue una niña de alta demanda y me pasaba los días con ella entre mis brazos pero de repente un día me di cuenta que ya no tenía un bebé y que el tiempo pasaba demasiado rápido.

Luego llegó su hermanita Cayetana y de un día para otro Ángela se hizo mayor, ya no era un bebé y no puedo evitar tener sentimientos encontrados.

Mi pasión por la fotografía apareció con la llegada de Ángela y me prometí retratar cada momento, les hago muchas fotos, luego selecciono las que más me gustan, las imprimo, les pongo detrás la fecha y las guardo en una caja pienso que estoy creando unos recuerdos muy bonitos, cuando ellas sean mayores yo le enseñaré las fotos y podré explicarles la magia de esos instantes, esto es algo que mi madre hizo conmigo y es un trabajazo chicas pero os aseguro que merece la pena y a vuestros hijos les encantará, también comencé a escribir mi blog “ La mamá de Ángela” convirtiéndose en un pequeño diario donde cuento mi día a día y cada nueva experiencia que afrontamos juntas .

Cuando la miro me pregunto ¿En qué momento creció ?

Recuerdo sus primeras veces, sus noches de desvelo, ponerle la mano en la barriguita a media noche para ver si respira y sin embargo ahora ya duerme sola en su habitación, pero yo todavía me asomo por las noches y le acaricio el pelo, la toco para ver si tiene frío o calor y la arropo, me cuesta creer que mi hija de 33 meses hace dos días era una recién nacida que dependía para todo de mi y me cuesta dejarla crecer.

Ella es preciosa, alta, inteligente, le gusta pintarse la cara, vestirse de princesa, bailar, cantar y puede estar horas y horas jugando a los lego ¿En qué momento creció? hace dos días le sujetaba los juguetes y los movía haciendo ruiditos para que se riera y ahora es ella la que me hace reír a mi.

Ella me ha hecho más fuerte y también me ha hecho más cursi pero me encanta!

Con ella empezamos a formar una bonita familia y nos hizo conocer un amor que no sabíamos que existía y yo empecé a desarrollar un “ instinto maternal “ que a día de hoy me resulta difícil explicar.

Con ella empezamos a valorar las pequeñas cosas de la vida, cada avance era un acontecimiento digno de celebrar, descubrimos los Cumplemeses y ese día hacemos fotos y lo celebramos a lo grande (ahora también celebramos los de su hermanita Cayetana)

Me fascina verla crecer, es una niña sana y risueña, cuando me abraza y me dice “ te quero pucho” me dan ganas de llorar de alegría y a la vez me invade ese sentimiento de que se hace mayor y ya no es un bebé.

La realidad es que solo será pequeña una vez pero a su padre y a mi nos tendrá a su lado toda la vida.

Guardar en vuestra memoria cada día y cada etapa porque aunque con el paso de los años vendrán cosas hermosas, el tiempo vuela y un día extrañarás los días pasados.

La mamá de Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.