Me he dado cuenta que a veces cuando das un paso adelante, el camino se hace más difícil. Éste, se hace más llevadero, e incluso más fácil de caminarlo si vas acompañado. Yo, me siento orgulloso de la gente que me rodea, de aquellos que apoyan mis decisiones y las critican para que me dé cuenta de mis errores, pero sobre todo me siento orgulloso cuando doy ese paso adelante, encuentro personas que valoran aquello que haces y te acompañan en esa transición. Este año me he puesto metas muy altas, y tengo miedo, pero a la vez me siento fuerte, increíblemente fuerte, porque a mi lado, detrás de mi e incluso delante, siento el empuje de estas personas. Un gran número de ell@s están aquí, en la revista, viejos y nuevos amigos que, gracias a ellos, CREO, y sin duda seguiré soñando en que esta publicación llegue lo más alto posible.
En este número quiero lanzar mis manos en un aplauso por ellos, por no abandonar y creer, por estar ahí, por llegar y hacerse un hueco en mi corazón. Gracias por vuestra constancia, Ceci, Nieves, Ángela, Nuria, Marta, Ángel, Carlos, Ricardo, Miriam, Raquel, Anónimo, Paola, Anzo, María y Marina. Todos hacemos posible CREER Y CRECER UN SUEÑO.

Andrés Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.