Inauguramos Septiembre con los escaparates de las tiendas rebosantes con nuevas tendencias de cara al otoño/invierno.
Sí que es cierto, que cada vez se adelantan más con la venta de esas prendas, pero realmente es ahora, o próximamente (porque aquí en Extremadura, durante Septiembre e incluso Octubre sigue haciendo calorcillo), cuando comenzaremos a ver y decidir qué comprar.
Ya sabéis que en cada cambio de temporada, me gusta resumiros las tendencias más importantes, para que estéis al día de todas las novedades referentes al mundo de la moda; y terminando ya el verano, es hora de ver qué nos deparará el otoño.

Si últimamente habéis pasado por las tiendas, ya sea en busca de las últimas rebajas, o bien por ir viendo las novedades, os habréis dado cuenta de algo que está presente en la gran mayoría de tiendas, y que va a ser una de las claves en la nueva temporada, se trata de las lentejuelas, que vienen pisando muy fuerte; quizás lo asociemos a looks más festivos o incluso de Navidad, pero no, este año las veremos más en nuestro día a día. Hay lentejuelas en todas las prendas, camisas, tops, faldas, pantalones, chaquetas, vestidos,… en todos sitios. Desde mi punto de vista, es una tendencia que me gusta muchísimo, de hecho, yo ya he caído en ella.

Algo totalmente opuesto, pero que será otras de las tendencias, son los vestidos oscuros, que nos recuerdan al estilo gótico, y son esos vestidos de estilo romántico pero en tonalidades oscuras o en negro, ya sean con encaje, puntilla…
Al igual que las rosas, ya sean bordadas o en tela estampada, normalmente lo asociaríamos a la primavera con colores claros, pero ahora las veremos en tonalidades oscuras o negras.
En contraposición, y olvidándonos de los colores oscuros, aparecen en este otoño tonos vibrantes y diferentes para esta estación, como son los azules, amarillos o turquesas.

Los volúmenes van a ser importantes en la próxima temporada, ya que vienen pisando fuerte los volantes, ya sean en faldas o vestidos largos; y las mangas abullonadas, aportando volumen a la parte superior del cuerpo.

Respecto a algunas de las prendas claves que serán novedad este otoño (aunque también durante el invierno), son las capas, que son esos abrigos abiertos que no tienen mangas; otra prenda a destacar son los pantalones de cuero, que vuelven nuevamente, pero en esta ocasión nos olvidamos de los pitillos, ahora reparecen en su forma más cómoda, rectos, acampanados, o incluso baggy.

Los estilos que van a prevalecer son el gótico (que ya hemos comentado antes), el de los años 70 con faldas de vuelo midi plisadas, camisas con lazadas, botas altas ligeramente arrugadas y blazers ajustadas; el estilo trad, que es ese donde reinan los jerseys de rombos con escotes en V, las corbatas para adornar, las faldas midi, y generalemente todo en colores oscuros; y el nuevo minimal (aunque yo creo que este estilo siempre está presente en cualquier temporada), es donde imperan los pantalones holgados de tiro alto, las camisetas ajustadas de manga larga, las camisas oversize, y los vestidos rectilíneos, y sus colores predominantes son el azul marino, beige y el negro.

Esto podría ser un pequeño resumen por si queréis daros el caprichito y compraros alguna prenda de cara al otoño; esas son algunas de las tendencias que podemos encontrar ya en las tiendas.
Pero como siempre os digo, y es algo que siempre me gusta recordar, aunque haya unas tendencias que predominen, es importante siempre seguir nuestro propio estilo y llevar lo que más nos guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.