Si hay una prenda que todos tenemos en el armario y que es en un básico en nuestro día a día, es el vaquero; por lo que me parece súper interesante conocer un poco más la gran variedad de pantalones vaqueros que podemos encontrar en el mercado, y que es bueno que sepamos diferenciarlos para llegar a saber el estilo que mejor nos sienta o con el que más nos identificamos.

  • Super skinny, super slim o jegging, es el estilo más ajustado que existe, se ajustan mucho más que los skinny, por lo que son considerados como una segunda piel.

  • Skinny o pitillos, son los que se ajustan perfectamente a nuestro cuerpo.

  • Slim jeans, aunque se ajustan a la figura, este modelo no aprieta los tobillos como sí hacen los skinny.

  • Regular fit o straight fit, son los clásicos vaqueros de corte recto. Van ajustados en la cadera o cintura, y son rectos hasta el final de la pierna.

  • Boyfriend, la idea es como si hubieras cogido los vaqueros de tu novio y te los pusieras, es un estilo masculino, con líneas rectas y amplio.

  • Mom jeans, conocido así por ser el estilo de vaqueros que llevaban nuestras madres, son de tiro alto y ajustados a la cintura.

  • Slouchy, son de tiro alto, van ajustados a la cintura pero la pierna es estilo bombacho, terminando un poquito más ajustados en el tobillo.

  • Baggy, o también conocidos como paper bag, son de tiro alto y la característica de este modelo es que van ajustados a la cintura con un lazo o cinturón creando un fruncido que simula lo que su propio nombre indica, una bolsa de papel.

  • Flare jeans, son los vaqueros acampanados, aunque dependiendo de la anchura de la campana podemos encontrar diferentes modelos en esta categoría, como los de pata de elefante o los palazzo.

  • Cropped flare jeans, son los pesqueros acampanados, es decir, esos que terminan en una pequeña campana pero que quedan un poquito más arriba del tobillo.

  • Culotte jeans, son los que terminan debajo de la rodilla y de pernera amplia.

  • Bootcut, están pensados para llevar con botas o botines, van ajustados hasta la rodilla donde el pantalón va ganando volumen y finaliza con una pequeña campana para tapar nuestro calzado.

  • Wide leg jeans, pueden parecerse al estilo bootcut, la diferencia es que estos llevan toda la pierna ancha.

  • Ripped jeans, son aquellos que llevan rotos, normalmente a la altura de la rodilla, o los muslos, aunque puede ser en cualquier sitio.

También debemos saber que hay diferentes modelos según el tiro del pantalón, ya sea alto (la cintura queda por encima del ombligo), medio (la cintura queda a la altura del ombligo), regular (la cintura queda un poquito por debajo del ombligo) o de tiro bajo (la cintura quedaría a la altura de la cadera o incluso más bajo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.