Para el brownie:
150 g de chocolate negro para fundir o chocolate valor en polvo
200 g de mantequilla sin sal
4 huevos L
150 g de azúcar moreno de caña integral (o azúcar blanca)
70 g de harina de trigo
50 g de nueces peladas

Para el cheesecake:
250 g de queso mascarpone (o queso crema)
250 g de yogurt griego (o queso batido)
2 huevos L
30 g de fécula de maíz (Maicena)
120 g de azúcar moreno de caña integral (o azúcar blanca)

BROWNIE

Empezamos con el brownie. Echamos 150 g de chocolate negro rallado en un bol apto para microondas. Incorporamos 200 g de mantequilla sin sal en dados. Introducimos el bol en el microondas y calentamos a máxima potencia durante 1 minuto. Mezclamos con unas varillas hasta que el chocolate esté totalmente deshecho, si es necesario volvemos a introducir en el micro. Yo he utilizado en polvo, pero podéis utilizar chocolate puro en trozos.

Ponemos 4 huevos tamaño L al bol de la batidora. Añadimos 150 g de azúcar moreno de caña integral, que podéis sustituir por azúcar blanca. Batimos hasta que ambos ingredientes estén completamente integrados. Tamizamos 70 g de harina de trigo y batimos hasta obtener una masa homogénea y sin grumos. Echamos por un lado del bol, y sin dejar de batir a velocidad baja, el chocolate que tenemos derretido. Recordad que aún está caliente, por ese motivo lo dejamos caer en forma de hilo contra la pared del bol. Una vez todo batido, incorporamos las 50 g de nueces picadas y removemos con ayuda de una espátula. Echamos la mezcla en un molde, en este caso de silicona y cuadrado.

CHEESECAKE

Vamos con la otra parte de la tarta, el cheesecake. Echamos 250 g de yogurt griego al bol de la batidora, que podéis sustituir por queso batido o yogurt natural. Yo he utilizado queso batido 0% por quitarle un poco de grasa. A continuación agregamos 250 g de queso tipo crema, yo he utilizado mi favorito, tipo philadelphia. Echamos 120 g de azúcar moreno, 2 huevos tamaño L y 30 g de fécula de maíz, también conocida como maicena. Bajamos la mezcla de las paredes y batimos un poco con las varillas de globo, para acabar de deshacer los posibles grumos. Echamos la masa sobre el brownie, frenando la caída con una cuchara, intentando repartirla por toda la superficie del molde.

Finalmente, mezclamos ligeramente con una cuchara. La idea es que el cheesecake penetre en el brownie y el brownie en el cheesecake, de esta manera conseguiremos un bonito dibujo en la superficie. Horno precalentado a 200ºC. Bajamos a 180ºC en el momento de meter nuestra tarta y horneamos durante 35 minutos. Dejamos enfriar completamente y reservamos en la nevera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.