Desde que #babyangela asomo la cabecita solo he querido estar pegada a ella, he querido hacer que el paso de su mundo calentito y protector que le ha acompañado durante 9 meses al mundo frío y luminoso en el que vivimos sea de la mejor manera posible, todos necesitamos un periodo de adaptación cuando sufrimos alguna cambio y los bebés solo reciben una palmada en el culo y un llanto en forma de ¡Hola, ya estoy aquí!

 El instinto de protección es algo innato en nosotras, los seres humanos nacemos tan indefensos que sin la protección de nuestros padres no sobreviviríamos, es imprescindible que sintamos ese instinto y SÍ (mamá que me lees) es normal que te despiertes en mitad de la noche para comprobar que respira y que estemos todo el día pendiente de si tienen frío o calor.

Así que ¡Bienvenida a este mundo Baby! Un mundo que en ocasiones será maravilloso y otras se convertirá en un lugar peligroso donde necesitaras que te proteja, pero tranquila, ya lo descubrirás tú sola, por ahora no te preocupes que mamá está contigo y te cogerá de la mano hasta que que estés lista, confía en mí, te doy mi “palabra de madre”.

 Y en este punto ¿Qué es una madre?

Para mi es una persona que multiplica su vida y su corazón y ama incondicionalmente.

Desde que nació Angela y ahora mi segunda hija (que por cierto no os lo había dicho pero se llama Cayetana) se que dependen de mí, que soy la persona más importante para ellas y que me necesitan las 24 horas del día, pero ¡no os alarmeis! esto no dura siempre … antes de que nos demos cuenta están viviendo su propia vida y nosotras echándolos de menos.Es maravilloso sentirlas cerca, que se queden durmiendo encima de mí, que pueda sentir su corazón y jugar con su pelo mientras duermen, esta es mi manera de vivir la maternidad.

Una maternidad envolvente, que he ido descubriendo junto a ellas, no siento que me han quitado nada, no me siento atrapada porque ser madre no es una vocación ni mucho menos un deber,no me ha dado miedo que mis hijas me cambiaran la vida, es mas, sabia que esta cambiaría y lo deseaba.Mis hijas han hecho una versión mejor de mi misma.

Hay personas que consideran que soy una exagerada en mi manera de vivir la maternidad pero no sería capaz de vivirla de otra manera.

La mamá de Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.