Piensas que para hacer deporte, desarrollando tus músculos, y conocer los límites de tu cuerpo necesitas ir, irremediablemente, a un gimnasio?

La respuesta a esa pregunta es un claro NO. Hoy en día, como ya ocurría en la antigüedad, la práctica de deporte se ha realizado en multitud de lugares y de diferentes maneras. Una de ellas es la calistenia y el recinto para practicarla tiene la peculiaridad de estar al aire libre.

La calistenia es una modalidad de entrenamiento en auge que se caracteriza por usar el peso de tu propio cuerpo además de buscar la repetición máxima del movimiento junto a la belleza en su ejecución.

Para conocer acerca de la calistenia, lo principal es conocer el significado de la palabra que da nombre a este deporte. Calistenia proviene del griego, concretamente de los vocablos kallos (belleza) y sthenos (fortaleza). Por ello podemos decir que la calistenia es todo aquel ejercicio que ayuda a desarrollar la fortaleza propia además de ejecutándolo de manera bella, destacando el interés en los movimientos de grupos musculares, más que en factores como la potencia o ganar masa muscular. Un deporte que tiene como objetivo el ejecutar ejercicios con gracia y belleza, ganando agilidad, flexibilidad y fuerza física.

La calistenia a través de la Historia

Actualmente, mucha gente practica la calistenia al aire libre gracias a los parques con barras que existen en numerosos municipios. Estas zonas se llenan de deportistas con un fin común, practicar un deporte que te permite ser más ágil así como tener constancia de tu cuerpo y hasta donde te puede llevar.

Pero la calistenia no es una modalidad deportiva nueva. Sus orígenes se remontan muchísimos años, concretamente al siglo IV a.C., fecha de la cual se tiene constancia por menciones de ejercicios calisténicos en las Crónicas de Herodoto. En esta obra se recogen la primera información escrita acerca de la calistenia con la preparación del famoso ejército de espartanos. La película 300 muestra entrenamientos de estos guerreros con su propio peso, gracias a la calistenia. A ellos se les conocía como el ejército guerrero más fuerte, a pesar de ser pocos numerosos. Todo ello gracias al entrenamiento con estas técnicas.

Más tarde, la cultura que adopto estas formas de entrenamiento fue la asiática, logrando resultados increíbles en sus guerreros, además de transformar la calistenia en artes marciales. Muestra de este avance son los monjes Shaolin, quienes gracias a estos entrenamientos mejoraban su equilibrio y resistencia, además de la fuerza.

Tras un período histórico de pausa para la calistenia, no sería hasta 1822 en Francia cuando vuelve a escena gracias a Wilson Ovalle Astudillo, quien empieza a difundir la calistenia tanto en el país galo como en Inglaterra. Entre sus discípulas se encontraba Marian Mason, quien publica en 1827 el libro “On the utility of excersise; or a few observations on the advantages to be derived from its salutary effects, by means of calisthenic exercises”, cuya traducción en castellano es “En cuanto a la utilidad de ejercicio o un par de observaciones sobre las ventajas que se derivan de los efectos saludables de los ejercicios de calistenia”.

La calistenia en esta época tiene repercusión entre el sector femenino, siendo un componente importante en la educación de las mujeres. Aunque si también destaca el uso de la calistenia por parte del ejército estadounidense, quien comienza a emplear técnicas de entrenamiento calisténicas para lograr tener militares con mayor y mejor preparación que los enemigos.

Pero es ya en el siglo XX cuando la calistenia vuelve a resurgir en la sociedad civil de una manera más competitiva y con mayor fuerza. Los lugares de este renacimiento son Estados Unidos y los países de la antigua URSS.

En los países del este de Europa, la tradición gimnástica siempre ha estado presente como República Checa, Ucrania o Rusia. Debido a la cultura de la gimnasia, en las ciudades de la zona han existido parques con instalaciones preparadas para practicar la calistenia. Recintos con barras a diferentes alturas, espalderas o paralelas, por ejemplo, hacían que los deportistas creasen una escuela propia con movimientos y estilo propio, destacando el dominio de los ejercicios isométricos como pueden ser el front lever, back lever, o la plancha.

Por otro lado, la calistenia se desarrolla en Estados Unidos, concretamente en el barrio del Bronx (Brooklyn). Como en los países anteriores, la existencia de parques para hacer ejercicio propicia la aparición de grupos de jóvenes que entrenan en ellos. Mayoritariamente, los chicos que están en las instalaciones proceden de zonas marginales con problemas como las drogas. Por ello, para apartar a estos adolescentes de escenarios no propicios para su desarrollo, se crean grupos del estilo Bartendaz, cuyo fin es buscar a chavales con problemas para enseñarles la calistenia y así lograr apartarlos de situaciones no recomendadas para ellos. A diferencia de los europeos, el estilo de entrenamiento de la zona se centra en repeticiones de ejercicios básicos como las dominadas o los fondos en paralelas, aunque con el paso del tiempo comienzan a introducir ejercicios dinámicos.

Estos chavales americanos, además de entrenar comienzan a grabarse para así poder difundir al resto lo que logran realizar. Estos vídeos, con la expansión de Internet, empiezan a subirse a la plataforma Youtube con el fin de demostrar la capacidad que tiene cada uno de hacer un movimiento u otro y, con ello consigue cruzar la frontera estadounidense y llegar a cualquier punto del planeta, creciendo de manera exponencial. Tanto es que, según el American College of Sports Medicine (ACSM), la calistenia fue la primera tendencia mundial del fitness en el año 2015.

Actualmente, sobre todo con fama gracias a Youtube, podemos encontrar grandes deportistas de la calistenia como

¿Cómo puedo practicar calistenia?

Para hacer calistenia necesitas tu propio cuerpo y un lugar donde poder moverte y tumbarte. Esto es lo único que necesitas para introducirte en el mundo de la calistenia. Una de las ventajas de la calistenia es la posibilidad de poder desarrollar tu entrenamiento sin necesitar diferentes materiales que estén forzosamente en el gimnasio. Puedes practicar tu entrenamiento, por ejemplo, en casa, el parque o la playa. Si bien es verdad que, conforme vas progresando puedes adquirir algún que otro material interesante como puede ser una barra de dominadas.

La calistenia ayuda a mejorar nuestra postura corporal, reforzando nuestras articulaciones gracias a su énfasis en los movimientos musculares. Por ello, es un método eficaz para prevenir lesiones y dolencias físicas en un futuro. Además, gracias al entrenamiento calisténico podemos lograr cuerpos proporcionados y estéticos, aunque dependiendo del entrenamiento podamos lograr volumen.

Conociendo a un deportista de la Calistenia

Como anteriormente hemos dicho, Youtube favoreció la expansión de la calistenia por todos lugares. Badajoz es uno de ellos y, gracias a unos jóvenes que se engancharon a este deporte cuando lo vieron, hoy existe la Asociación Pacense de Calistenia (ACP). Hablamos con Fernando Luis Florencio Prior, vicepresidente de la asociación.

Fernando es un joven pacense de 20 años que estudia Magisterio de Primaria. Desde los 7 años practica deportes y, uno de ellos y el que le tiene entusiasmado actualmente es la calistenia.

 ¿Cómo llega la calistenia a ti?

Pues bien, siempre he practicado distintos deportes. Empecé haciendo fútbol como casi todos los niños y luego me pasé al atletismo. Más tarde, cuando estaba en Bachillerato, por el tema del tiempo para estudiar y demás, lo dejé pero, al poco de comenzar la carrera universitaria descubrí este deporte por casualidad.

Pasaba todos los días por el parque mientras estaba corriendo y un día, al ver las barras y gente haciendo deporte con ellas decidí pararme y probar. Al principio sentí que me costaba, dándome la sensación de no tener fuerza, pero fui más días y me enganchó.

 ¿Cuántas horas dedicabas al entrenamiento en un principio y cuántas haces actualmente?

Al principio le dedicaba poco tiempo. Iba corriendo al parque y cuando estaba allí, le dedicaba unos 15 minutos intentando hacer cosas sin saber muy bien que lo que estaba practicando se llamaba calistenia. En ese tiempo, vi en Youtube varios videos sobre el deporte y me enteré de que se llamaba calistenia y, desde ese momento, empecé a entrenar más y más, hasta llegar a las 2 horas que le dedico actualmente, durante 5 días a la semana. Todos ellos en el parque a excepción de los días de lluvia, que entreno en mi cochera.

 ¿Qué te ha aportado la calistenia a ti personalmente?

La calistenia me aporta tranquilidad, estar al aire libre disfrutando de las vistas del Guadiana junto a personas a las que les gusta el mismo deporte que a ti. Para mí es una forma de desestresarse haciendo deporte.

 ¿Cómo llegáis a la idea de formar la Asociación Pacense de Calistenia y cuánto tiempo os ha llevado hasta que oficialmente sois una asociación?

La idea de la Asociación llegó por el hecho de que queríamos un parque nuevo para entrenar con mejores instalaciones. Vimos que en otros lugares habían creado asociaciones y acordado entrevistas con el alcalde para así trasladarles sus propuestas y conseguir parques de calidad. Por ello pensamos en formar la Asociación Pacense de Calistenia, para reclamar un parque que estuviese en condiciones para realizar la calistenia.

¿Cuántos formáis la APC y de que edades sois?

La APC se compone de 20 miembros aproximadamente aunque en realidad somos muchos más los que vamos al parque día a día. Las edades de los miembros son variadas ya que no existe una edad límite para poder hacer este deporte. Hay chavales desde 13 ó 14 hasta gente que supera los 30 años. Incluso vienen en ocasiones los padres de los niños que merodean por el parque y nos preguntan cómo hacemos esos trucos y demás.

¿Qué objetivos os marcáis como asociación en un futuro cercano?

El objetivo principal que tiene la Asociación es reclamar un parque en condiciones para el deporte que realizamos. El actual nos permite entrenar pero no está diseñado para nuestra práctica diaria pues las barras tienen demasiado balanceo o son más frágiles de lo ideal para nosotros.

Además nos marcamos objetivos como darnos a conocer tanto a nosotros como a la calistenia así como participar en diferentes exhibiciones que puedan celebrarse.

Por último, un poco más personal. ¿Existe algún truco que se te resista aún pero que tienes el deseo de poder dominar?

El truco que se me resiste actualmente es el front lever. En este movimiento los músculos implicados son la espalda, principalmente dorsal, hombros y el core. Esta es la posición por excelencia de muchos deportistas que practican la calistenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.