En este número de Orizonte hablamos con Pakopí, un desconocido conocido. Con él descubró momentos en mi realidad que ni si quiera han sucedido. Es como ver una buena película, o leer un gran libro, una increible historia, que con su desarrollo, con su trama te involcran, te hacen estar ahí, de verlo, de palpar cual gesto del protagonista. Escucharlo contarte algo, es vivirlo en primera persona, hacer de sus palabras una apararente realidad virtual que te sucede a ti mismo. Espero poder seguir conociendo de primera mano muchas mas historias, y sobre todo, de poder seguir aprendiendo de el.

Hola. Tu nombre es Paco Pimienta, ¿Cuándo empezaron a llamarte ‘Pakopí’?
uatro Pacos…era cuando se jugaba en la calle, no había internet ni nada, las madres nos llamaban para casa a voces…y bueno, nunca sabíamos que Pako era … se me cocurrió ponerme el pí de Pimienta, y ahí quedó para siempre, supongo.

¿A qué edad empezó tu andadura por la fotografía? ¿Qué la motivó?
En mi casa casi siempre había camaras de fotos…desde que tengo uso de razón recuerdo a mi padre con su camara de Super8…me dejaba estar en el salón cuando editaba las pelis…y bueno quería ser como papá, así que le pedí para mi primera comunión una cámara de fotos…y aquí estoy…pegado a una cámara, siempre quise ser fotógrafo y es lo que soy.

¿Se puede vivir del fotoperiodismo?
Malamente, yo sobrevivo, pero no estamos valorados suficientemente. Siempre se puede ir uno a recorrer el mundo y buscarse la vida con eso del internet, pero bueno, ya sabes lo que es ser freelance : “mucho trabajo, poco dinero”.

Como todos sabemos la fotografía es un abanico extenso de posibilidades, de conceptos, de ideas, de maneras de concebirla, de transmitirla…y en un mundo como el de hoy, en el que las tecnologías, las redes sociales, los medios estan delante de nosotros…¿Dónde está para ti una fotografía de calidad y una que no lo es?
Esta es fácil, si comunica es que ha cumplido con su labor, al fin y al cabo la fotografía es un medio de comunicación, las emociones deben estar al servicio de la técnica, nunca al revés. Así que yo no hablaría de fotos buenas o malas, sino de fotos válidas o no válidas.

Cada día hay más gente dedicándose a este mundo, personalmente he podido comprobar que las ediciones en las fotografías cada vez son más brutales ¿crees qué eso afecta a una fotografía? ¿Crees que la fotografía no es tan real, o por el contrario la hace más especial?
Voy a utilizar las palabras del gran Samuel Aranda, uno de nuestros fotoperiodistas más reconocidos…”nunca ha habido tantas fotos fallidas como ahora”…si la edición sirve para contar lo que querías contar adelante…pero a mi personalmente me gustan las fotos sin artificio.

Un fotografo.
¿solo uno?…imposible…es como si preguntaras…¿una mujer bella?…solo una…jeje…pero bueno como sé a lo que te refieres…elegiré uno para hacer “patria” y al que considero que no está lo suficientemente reconocido….Cristóbal Hara.

Una frase.
vuestras fotos de las pantallas y romped o quemad las que no valgan…o la que decía mi abuela de…”poquito moño, bien atao”

Cuando haces fotografía, ya sea para trabajo o para ti ¿Tienes rituales antes de ponerte en marcha?
Más que rituales, tics o manías…pero no muchas…guardar la respiración con el click… para acompasarme con mi cámara.

Háblanos de esa fotografía que hiciste y que jamás olvidaras.
Se fotografía como se vive, esa foto solo la puede ver ella…nunca la vereis los demás…la cámara, ella y yo…nos alineamos por un momento en el mismo plano…como en Sizigia.

Tu faceta simpática la conoce todo el mundo, se ve la clase de persona que eres a leguas, pero, ¿hay alguna faceta oculta en ti que nadie conozca, algo de lo que no te guste hablar, manías o incluso, alguien al que no soportas?
Claro, no me gusta hablar de todas mis inseguridades y de lo poquita cosa que me siento, crecer también significa entre otras cosas, ser consciente de tus propias limitaciones, pero no voy a hablarte de ellas.
A veces me vuelvo a soñar en el patio del colegio con el zapato ortopédico….pero ya solo es un sueño.
Me cuesta soportar a los necios.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.